Bálsamo desmaquillante

¿Aún no los has probado? Los desmaquillantes en bálsamo han llegado para quedarse en nuestros tocadores como pilares esenciales de nuestra doble limpieza. Su textura entre crema y manteca deshace en segundos el maquillaje más resistente sin irritar la piel, dejándola súper suave y, por supuesto, súper limpia. Descubre aquí los mejores bálsamos desmaquillantes.

Filtros activos

Orange Cleansing Sherbet
Aromatica

Orange Cleansing Sherbet

Precio 39,95 €
Cantidad

Water Wash Balm
Juice to Cleanse

Water Wash Balm

Precio 22,95 €
Cantidad

¿Qué es un bálsamo para desmaquillar?

Un bálsamo desmaquillante es un producto esencial en tu rutina de cuidado facial. Su textura bálsamo se derrite al contacto con el agua para deshacer hasta el maquillaje resistente al agua. Los limpiadores faciales en bálsamo dejan la piel limpia e hidratada porque son ideales para pieles sensibles: no irritan la piel ni la dejan tirante. Son una opción fantástica para utilizarlos como primer paso de la doble limpieza en tu rutina facial.

¿Cómo usar un bálsamo desmaquillante?

Usar un bálsamo desmaquillante es súper sencillo:

  1. Primer paso: Toma una pequeña cantidad de bálsamo con las manos limpias y aplica sobre el rostro seco.
  2. Masajea suavemente incidiendo en las zonas con más problemáticas. No tengas miedo de masajear suavemente sobre el área de los ojos o labios: está pensando precisamente para desmaquillar estas zonas sin irritarlas.
  3. Añade un poco de agua para emulsionar el producto y continuar masajeando.
  4. Si lo necesitas puedes utilizar un disco desmaquillante o un paño suave para ayudarte a retirar el producto y el maquillaje.
  5. Aclara con abundante agua tibia hasta retirar cualquier resto de maquillaje o bálsamo.
  6. ¡Continúa con tu doble limpieza habitual!

5 razones por las que desmaquillarte con un limpiador en bálsamo

  1. El desmaquillante en bálsamo es súper efectivo: en dos minutos puedes retirar desde labiales de larga duración hasta maquillaje resistente al agua sin dejar rastro.
  2. Su textura es suave, cremosa y súper relajante en el rostro. Te relajarás masajeando su textura durante la limpieza, ¡es un gustazo!
  3. El desmaquillante en bálsamo no reseca la piel , al contrario: deja la piel hidratada, sin sensación de tirantez ni irritación.
  4. Sus fórmulas suelen ser aptas para pieles sensibles y para aplicar en el área de los ojos sin problema.
  5. Usando un desmaquillante en bálsamo de manera constante como primer paso de la rutina estarás asegurando una piel limpia, sana y radiante a diario, ¡así conseguirás sacarla el mayor partido a tu rutina!

¿Cuál es la mejor opción para desmaquillarse?

  • Doble limpieza: Paso 1: Desmaquillante en bálsamo
  • Doble limpieza: Paso 2: Limpiador facial en base acuosa

Si llevas mucho maquillaje muy resistente (por ejemplo el que te pondrías para un evento en el que vayas a sacarte muchas fotos) te recomendamos que añadas antes del desmaquillante un agua micelar para frotar menos y cuidar así mejor tu piel.

Mejor bálsamo desmaquillante piel grasa

Este campo es obligatorio
Este campo es obligatorio